Inicio > Vida > UNA HISTORIA DE AMOR

UNA HISTORIA DE AMOR


                                                                                                    En tieNavidadmpos de la dominación romana, el emperador César Augusto promulgó un edicto ordenando que todos los habitantes del imperio se empadronasen en su ciudad de origen. José, un artesano carpintero, se había desposado con María, una jovencita llena de gracia y virtudes. Iniciaron ambos el camino desde Nazaret, una pequeña población de Galilea hasta Belén, la ciudad de David, en Galilea.

La temperatura era suave, mientras grupos de personas se desplazaban por carreteras y caminos para cumplir el edicto del César. José, que caminaba preocupado porque nada le faltara ni perturbara a su esposa, medita pensando en los sucesos de los últimos días. La visita de María a su prima Isábel, el anuncio del ángel que le comunicó la alta misión que Dios le había encomendado: su esposa sería madre. En un primer momento no entendió el profundo sigm¡nificado de lo que iba a suceder.

Cuando conoció que su esposa estaba esperando un niño, un hondo pesar se adueñó de su corazón. Todavía no habían comenzado a vivir juntos. La Ley de Moises ordenaba lapidar a la mujer adúltera. Él era un hombre justo, que la amaba  profundamente y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Entonces, se le apareció un ángel que le dijo: “No temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha de venir es obra del Espíritu Santo.”

Cuando llegaron a Belén, encontraron una gran aglomeración de gente que acudía para cumplir el edicto. Trataron de conseguir hospedaje, pero no lo encontraban. Ya caía la tarde y se notaba un cierto frescor. José, preocupado ante el avanzado estado de gestación  de su esposa, insistía. Enonces el posadero se compadeció y les dejó pasar la noche en el establo. Allí, nació Jesús, el Mesías, el Salvador.

La conclusión que podemos sacar de esta tierna historia es que pudiendo nacer en el mejor de los palacios, Dios hecho hombre eligió un humilde pesebre, junto a una mula y un buey, siendo un puñado de pajas el mejor de los pañales.

Anuncios
Categorías:Vida Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: