Inicio > Vida > LOS CINCO SENTIDOS

LOS CINCO SENTIDOS


Los cinco sentidos es el medio que tenemos los seres vivos de reaccionar ante los estímulos procedentes del exterior de nuestro cuerpo. Su adecuada utilización permite mejorar nuestro modo de vida. Analizaremos de forma breve lo que suponen para nuestra vida diaria. La visión es la capacidad de distinguir los objetos y su entorno con todo su colorido. El oido, por su parte, nos permite percibir los sonidos, que se transmiten por medio de vibraciones del aire. Por el olfato, percibimos los olores que nos previenen de algo que nos puede resultar agradable o desgradable. El gusto nos da a  conocer los sabores (salado, dulce o amargo, picante.) Con el tacto conocemos las características físicas del objeto o del ambiente que nos rodea: consistencia, textura, contorno, peso y humedad.

La falta de alguna de estas capacidades hace que el cuerpo humano trate de adaptarse a la situación  aumentando la agudeza de otros sentidos. Así, si cerramos los ojos o apagamos la luz podemos prestar más atención  a los sonidos o a las impresiones del tacto. ¿Has probado a hacerlo?

Cuando vemos a un invidente, un anciano, alguien con alguna discapacidad, nuestra primera reacción es de rechazo, de incomodidad, cuando no de indiferencia. Nosotros somos los válidos, los capacitados… ¿para qué? Estamos en una sociedad cruel que separa a aquellos que no pueden competir, que se quedan atrás. Olvidamos que detrás de ese invidente, sordo, cojo, discapacitado mental, hay un ser humano que merece una oportunidad para tener una vida digna, en la que pueda aportar todas sus capacidades para su desarrollo personal y colectivo. No obstamte, quiero aclarar que soy contrario a una sobreprotección, que coartaría iniciativas y aportaciones que podemos hacer si nos dan una oportunidad. No perdamos la esperanza. Juntos podemos cambiar esta sociedad, este modo de vida que nos separa, nos discrimina porque no podemos llegar a ese nivel que nos han impuesto.

Anuncios
Categorías:Vida Etiquetas: ,
  1. Luis Omar
    26/06/2011 en 10:42

    Yo creo que mas que protejer, sentir lástima o rechazo, la sociedad en su conjunto, lo que tiene que hacer, es, no ignorarlos. Como cualquier otro ciudadano, tienen derecho ha hacer una vida normal, dentro de sus posibles limitaciones, ¿si es que las hay? el cojo mantecas, no tenia impedimentos para delinquir, en el lado negativo. En el positivo, Stephen Hawking, no tiene ganado el respeto de la comunidad cientifica, por ser un atleta precisamente, sino por su inteligencia, a pesar de su casi total imovilidad, y tener que comunicarse con el mundo, a traves de un sintetizador.

    Mas accesos a todas partes, viales, laborales, culturales, deportivas, sanitarias, etc etc, no son peivilegios, son un derecho que casi nunca se cumple. Por tales incumplimiento, algunas personas se ven forzadas a vivir la vida secuestradas en sus hogares.

    Pidan las cabezas de quienes tienen la obligación de hacer que se cumplan, y no lo hacen, y dejémonos de discursos pueriles que no conducen a nada.

    Cordial saludo.

    Luis Omar.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: