Inicio > Iglesia, Vida > ASUNCION DE MARIA

ASUNCION DE MARIA


ASUNCION DE MARIA

Hoy celebra la Iglesia la solemnidad de la Asunción de María a los Cielos. Es una fiesta muy importante dentro del calendario mariano. Celebramos no sólo el hecho de que su cuerpo no estuvo expuesto a la la corrupción del sepulcro, sino también su triunfo sobe la muerte y su glorificación como su único hijo Jesucristo. Es un día de gran alegría para todos los cristianos. Se cumplen las palabras de la Virgen en su encuentro con el Angel en la Anunciación: “Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí” (Lucas 1, 39-56). El triunfo de María no es sólo un hecho que se produce en un momento determinado de la historia sino algo que nos afecta profundamente a todos nosotros a lo largo de las diferentes generaciones porque ella es figura fundamental en la Iglesia. Maria nos abre el camino hacia el Cielo. Peregrinos en la tierra, ella es nuestro consuelo y esperanza.

Anuncios
  1. LUPITA DIOS ES AMOR**
    26/09/2011 en 14:25

    MARAVILLOSA Asunción al Cielo

    1) Este es un privilegio distinto de los anteriores, porque la glorificación del cuerpo y del alma es algo a la que están destinados todos los hombres, el privilegio consiste que en María se ha dado anticipadamente.

    2) Desde los primeros siglos de la Iglesia existe en los cristianos el sentir común de que María es la primera redimida por Cristo y tal redención fue de forma eminente. En ella llega a su plenitud y se manifiesta en toda su perfección la redención operada por Cristo.

    3) Argumento de Tradición: esta verdad no se encuentra de forma explícita en ningún texto de la Sagrada Escritura. Esta verdad se halla testimoniada principalmente en la tradición:
    a) durante el siglo IV se sostiene que el cuerpo de María no fue sometido a la corrupción;
    b) San Epifanio de forma explícita, se inclina por su asunción corporal al Cielo;
    c) en la liturgia se observa una evolución de Dormición a Asunción. En oriente está generalizada desde el siglo VI; en occidente VII y VIII.
    d) Pablo VI señala que el privilegio consiste en la anticipación.
    e) La Iglesia excluye una explicación de este dogma que quite lo que le es propio: la anticipación.
    Uno de los testimonios y argumentos más claro y válidos que atestiguan la fe católica, en la Asunción de María es la solemne y antiquísima [muy antigua] fiesta que comenzó a celebrarse en Oriente en el siglo IV bajo el nombre de koimesis o domisis. Constitución “Munificentissimus Deus” Promulgada por Pío XII el 1º de noviembre de 1950. El texto de la definición dice así: “Proclamamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial”. Fue asunta: asunción (de assumptio), designa aquí la acción de trasladar, elevar, o subir a María. Esta asunción no se realiza por virtud propia (como sucedió en la Ascensión del Señor), sino por virtud y acción de otro; es Dios quien asciende a María.
    Fundamentación Escriturística (en sentido asuncionista). Gen 3,15. Parte esencial e histórica de esa victoria fue la Resurrección de Cristo; de ahí que se pueda concluir también la glorificación del cuerpo de María, asociada plenamente, como la Nueva Eva, a la victoria del Kyrios. Lc 1,28. El arcángel Gabriel llama a María “llena de gracia”. A esta plenitud de gracia debe corresponder la plenitud de gloria, también corporal. Además la “bendita entre todas las mujeres” (Lc 1.42) debía quedar exenta de toda maldición del pecado. Ap 12,1. Nos presenta una gran señal que aparece en el cielo: la mujer vestida de sol y la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Se entiende en sentido asuncionista.

  2. 15/10/2011 en 5:55

    Hoy celebra la Iglesia la solemnidad de la Asunción de María a los Cielos. Es una fiesta muy importante dentro del calendario mariano. Celebramos no sólo el hecho de que su cuerpo no estuvo expuesto a la la corrupción del sepulcro, sino también su triunfo sobe la muerte y su glorificación como su único hijo Jesucristo. Es un día de gran alegría para todos los cristianos. Se cumplen las palabras de la Virgen en su encuentro con el Angel en la Anunciación: “Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí” (Lucas 1, 39-56). El triunfo de María no es sólo un hecho que se produce en un momento determinado de la historia sino algo que nos afecta profundamente a todos nosotros a lo largo de las diferentes generaciones porque ella es figura fundamental en la Iglesia. Maria nos abre el camino hacia el Cielo. Peregrinos en la tierra, ella es nuestro consuelo y esperanza

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: