Archivo

Archive for the ‘economía’ Category

Entre el temor y la esperanza

Nadie puede elegir el momento, ni la época en la que vivir. Tenemos dificultades, pero también medios y capaciades para hacerles frente. No podemos aceptar la cómoda postura de quien se queja continuamente, mientras espera que otros resuelvan sus problemas. Todos debemos colaborar, dentro de nuuestras posibilidades, para encontrar soluciones y someterlas al debate público. En este páramo en que se ha convertido la sociedad actual, a veces surgen ideas novedosas que merecen toda nuestra atención. Es fundamental una buena administración de recursos, no sólo económicos sino también humanos. Nos encontramos con aeropuertos sin pasajeros, vías de ferrocarril y carreteras a ninguna parte. Si creyéramos que la crisis que estamos viviendo es sólo económica, cometeríamos un grave error. Cuando esto pase y las empresas e industrias vuelvan a abrir las puertas, tenemos que estar preparados y formados para realizar otras actividades y aceptar, si es necesario, otras  responsabilidades. El antiguo modelo de relaciones laborales ya ha quedado caduco. Queda un camino abierto a la esperanza si somos capaces de valorar mérito y capacidad antes que las afinidades personales o políticas. El afán de politizarlo todo y repartirse los puestos de privilegio, en ocasiones, por cuotas políticas es una pesada losa que condiciona nuestro futuro. Personas sin más mérito aparente que la fidelidad al partido que los colocó en el cargo, dan un espectáculo poco edificante cuando muestran sus vergüenzas. Si, hay razones para la esperanza si somos capaces de apartar usos y costumbres ya caducos y poner todo nuestro empeño en avanzar colaborando juntos hacia el futuro.

Anuncios

El elevado paro en España, una dolorosa realidad

OFICINA DEL PAROHoy hemos conocido el resultado de la Encuesta de Población Activa con fecha del pasado 31 de diciembre. El número de personas en paro aumentó el pasado año en 577.00 personas alcanzando la cifra de 5.27 millones de personas. Es terrible. Los parados no somos sólo números de una cifra estadística. Tenemos sentimientos, familias y un futuro difícil. Hay que hacer algo más que refugiarnos en un estéril pesimismo que a nada conduce.  Para resolver un problema hay que reconocer su existencia. El elevado déficit público que tenemos es fruto de una mala gestión económica y una Administración Pública que consume demasiados recursos en actividades improductivas. Debemos remover todos los obstáculos que puedan impedir que tengamos un empleo con una retribución digna, como podemos leer en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Constitución Española. Para que haya más trabajo debe crecer la economía y reducir el elevado déficil que padecemos.  Las primeras medidas del nuevo Gobierno van por el buen camino, pero son insuficientes. Es positivo que seamos conscientes de la realidad en toda su crudeza que vemos cada día, pero también que tengamos claras explicaciones  de las decisiones de los sectores de la sociedad implicados.  Es necesaria la colaboración de todos. Que nadie se quede atrás.

Categorías:economía, Sociedad Etiquetas: , , ,

SOBRE PARO Y PENSIONES

PENSIONISTASEn pocas horas se han conocido dos noticias que guardan una extrecha relación. El número de parados, según datos de la Encuesta de Población Activa ha alcanzado un 20.3 por ciento, la cifra más alta desde 1997.  El acuerdo de los sindicatos con el Gobierno va a afectar de manera importante a los nuevos pensionistas que cobrarán menos por su pensión y tendrán que cotizar más tiempo para cobrarla. En 2010, por primera vez, no ha sido suficiente con las cuotas para pagar las pensiones y se ha recurrido a los intereses del fondo de reserva. La situación es complicada. Es necesario poner todas las medidas necesarias para reducir el elevado número de parados, aumentando la productividad de la economía y utilizando los instrumentos adecuados en el terreno laboral y educativo. La lucha contra el paro debe ser un objetivo prioritario del Gobierno que tiene que  realizar una política de austeridad para no consumir recursos necesarios para una inversión productiva que facilite la creación de puestos de trabajo. El aumento de cotizantes  y una administración rigurosa de los recursos públicos  es fundamental para asegurar nuestras pensiones futuras.

 

ENERGIA NECESARIA

ENERGIA NUCLEAREn la vida diaria consumimos constantemente energía. Tenemos múltiples aparatos conectados a un enchufe que nos facilitan la vida atendiendo a nuestras necesidades. El suministro permanente del gas y de la electricidad debe ser asegurado a un precio razonable y supone la intervención de muchas personas para hacerlo posible.  Un problema que tenemos en España es la excesiva dependencia de las importaciones y la insuficiente producción propia. En el recibo de la luz estamos pagando, sin que lo sepamos, cargas de una política energética contradictoria y caótica. Es necesario abrir un debate amplio sobre las diferentes fuentes de suministro energético, su coste y seguridad. Estamos subvencionando a la vez el muy caro y contaminante carbón nacional y la eólica y la solar que no tienen un mercado maduro. No podemos renunciar a la energía nuclear sin tener una alternativa adecuada. El debate debe ser sereno y tener en cuenta todos los aspectos como el precio y la seguridad. Hay que diversificar las fuentes de energía y garantizar el suministro a un precio razonable. Lo que está pasando con el precio de la gasolina y el recibo de la luz, cajón de sastre donde caben tantas cosas, merecen una explicación por parte de las autoridades competentes.

 

INQUIETUDES

En esta sociedad de la que formamos parte, las noticias pasan a gran velocidad. Temas que encabezan los noticiarios de radio y TV y ocupan las primeras páginas de los periódicos pronto se olvidan para pasar a otras cosas. Sin embargo, hay muchas personas que pasan a nuestro lado, que tienen problemas que resolver, historias que contar que quedan en el anonimato de una vida gris, pero profundamente enriquecedora. La dura realidad de quienes no tienen trabajo o cobran salarios bajos, hace que surja en ocasiones la solidaridad de familiares, amigos, vecinos. Son muchas las dificultades que hay que afrontar y serán necesarios grandes sacrificios. Los políticos parecen vivir en un mundo aparte, atentos a sus propios intereses. Las elecciones en Cataluña pasarán y sus resultados ya anunciados en poco cambiarán nuestras vidas. Tenemos que recuperar valores positivos, aprender de nuestros errores y saber defender nuestros derechos. Nada se consigue sin dedicación y esfuerzo. No pidamos lo que no seamos capaces de dar. Cada día es una nueva oportunidad que tenemos para cambiar nuestras vidas. Al comienzo del nuevo año, ya cercano, habrá buenos deseos, propósitos que cumplir que, está vez sí, intentemos que sean realidad. Está mañana, caminando por la calle, apresuraba el paso para protegerme de las inclemencias del tiempo, preludio del invierno. La vida sigue con sus pequeñas cosas, pero que, para cada uno de nosotros, son importantes aunque no aparezcan en los noticiarios.

Categorías:economía, Noticias, política, Vida Etiquetas: , ,