LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

transfiguraciónAquel día, por la mañana, no hacía frío. Jesús inicia la ascensión hacia la cumbre del Tabor para orar. Le acompañan Pedro, Santiago y Juan, sus discípulos más cercanos. Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus ropas tenían una luminosidad como nunca había visto. De pronto, dos hombres aparecieron en animada conversación con Él. Eran Moisés y Elías. La ley y los profetas, la vida y la muerte se funden en una escena singular. Sabemos que Moisés murió al llegar a la tierra prometida que vio, pero no pudo entrar. El profeta Elías fue llevado al Cielo en un carro de fuego. Jesús muestra el vigor y la belleza de su ser que tanto fascinan a quienes le contemplan. Es la gloria del Señor. “Qué bien se está aquí”, decía Pedro que quería que aquel instante fuera permanente. Una nube nos cubríó  y pudimos oír una voz que decía: “Éste es mi hijo bien amado. Escuchadlo”. Todos caímos en tierra y al levantarnos, solo vimos a Jesús. “No tengáis miedo”, les dice. Poco después, inician el descenso del Monte Tabor. La Transfiguración es como una luz que nos ilumina y ayuda a entender el triunfo definitivo de Cristo en la Cruz. En la actualidad, casi veinte siglos después, cristianos son perseguidos, todo se cuestiona y nuestro testimonio debe aparecer con sordina. Hemos visto la gloria de Jesús en el camino a Jerusalén, donde hará frente a su pasión y muerte por nuestros pecados.

Anuncios
Categorías:Iglesia, Sociedad

AÑO SANTO SANFERMINERO

SAN FERMÍN

San Fermín, nuestro patrono.

La devoción a San Fermín, copatrono de Navarra, está profundamente arraigada en nuestro pueblo. La noticia nos llena de gran alegría. El Papa ha concedido a la archidiócesis de Pamplona la celebración de un Año Santo Sanferminero. Dará comienzo el próximo 7 de julio, festividad de San Fermín, y finalizará el mismo día de 2018. Se trata de conmemorar, con la máxima importancia, el III centenario, que se cumple este año, de la construcción y consagración de la capilla de San Fermín de la iglesia de San Lorenzo, en Pamplona. Accediendo a una petición del arzobispo Francisco Pérez, el Papa Francisco ha decretado un Jubileo por San Fermín. Este Año Jubilar nos pone en contacto con una de las fiestas más populares del mundo en la actualidad y puede suponer “ir más al fondo para recuperar, desde una óptica cristiana, la figura de San Fermín: creyente, comprometido y primer obispo de esta diócesis”, asegura el sacerdote Javier Leoz, párroco de San Lorenzo. Esta prevista una visita  a la catedral de Pamplona de la imagen del santo, además de peregrinaciones, conciertos, recitales de música, charlas, coloquios y una serie de actos que iremos conociendo en las próximas semanas. Un Año Santo o Año Jubilar es una de las celebraciones de mayor importancia que se organiza, de forma ordinaria o extraordinaria, por concesión del Papa.

 

Categorías:Iglesia, Sociedad Etiquetas: , ,

Los godos del emperador Valente – Arturo Pérez-Reverte

Verdades Ofenden

Este artículo ha recibido el XIII Premio Don Quijote de Periodismo al trabajo mejor escrito en la XXXIV edición de los galardones Rey de España, concedidos por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el día 24 de enero de 2017. Esta “patente de corso” de Arturo Pérez-Reverte fue publicada en XL Semanal, el 13 de septiembre de 2015.

Patente de corso de Arturo Pérez-Reverte

“En el año 376 después de Cristo, en la frontera del Danubio se presentó una masa enorme de hombres, mujeres y niños. Eran refugiados godos que buscaban asilo, presionados por el avance de las hordas de Atila. Por diversas razones -entre otras, que Roma ya no era lo que había sido- se les permitió penetrar en territorio del imperio, pese a que, a diferencia de oleadas de pueblos inmigrantes anteriores, éstos no habían sido exterminados, esclavizados o sometidos, como se acostumbraba entonces. En los meses siguientes…

Ver la entrada original 1.627 palabras más

Categorías:Sociedad

ES NAVIDAD

Pesebre     Hoy es Navidad. Todo gira alrededor de un niño que nace en Belén. Desde los lugares más lejanos hasta las riveras del más caudaloso río todo parece estar a la espera de algo que va a suceder. Apenas se escucha a una rana croar o el valido de  una oveja. Todos están expectantes. Los jóvenes no entienden lo que está sucediendo. Los más rezagados apresuran el paso. Las nubes se van retirando para que el sol nos ilumine y aparezca en todo su esplendor. Astrónomos han descubierto un punto en el firmamento que pudiera ser una estrella desconocida que desde Oriente nos guía. La sociedad marcha sin rumbo fijo. Caen los gobiernos. Algunos tratan de imponer sus ideas con violencia. Las leyes no se cumplen y no es posible una convivencia en paz y concordia. De pronto todo se ha detenido. Preguntamos al hombre más anciano qué nos puede decir de estos sucesos. Escuchamos su relato: “En un lejano planeta llamado Tierra, de la constelación La Vía Láctea, los profetas han anunciado que un pequeño pueblo de Israel llamado Belén, de una joven llamada María, va a nacer un niño al que pondrán por nombre Jesús. Nos trae un mensaje revolucionario, que choca con nuestro principios. A una sociedad sin valores nos trae paz, perdón a quienes nos ofenden, misericordia, amor”. Continúa hablando  y seguimos escuchándole con la máxima atención. Sus palabras son bálsamo para nuestro herido corazón. De pronto, me fijo en sus ojos  y me parece reconocerlo. Sí, creo. Creo en Jesús, Hijo de Dios, que nació de una mujer, en Belén, anunció la buena noticia a los pobres, curó a los enfermos, murió en una cruz en redención de nuestros pecados y al tercer día resucitó de entre los muertos.

Categorías:Iglesia, Relatos

Inmaculada Concepción de María

MARIA      Hoy celebramos la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. Elegida para ser la Madre de Dios, fue adornada con las mayores virtudes y preservada de todo pecado. De esta forma podemos aplicarle las palabras del Cantar de los Cantares: “Toda hermosa eres María y no hay defecto en ti”. La Virgen se encontraba desposada con el joven José. Dios envió al ángel Gabriel a visitar a la adolescente María. Ésta se turbó al escuchar el saludo: “Alégrate, la más favorecida de Dios. El Señor está contigo.”. El ángel continuó: “No temas María, pues Dios te ha concedido su gracia. Vas a quedar embarazada, y darás a luz un hijo al que pondrás por nombre Jesús. Dios le entregará el trono de su antepasado David y su reino no tendrá fin”. María y José, ya desposados, todavía no habían comenzado a vivir juntos. María replicó: “No conozco varón. ¿Cómo puede sucederme esto?”. Aun recuerdo la explicación que me enseñaron cuando era niño. Como un rayo de luz que atraviesa un cristal sin romperlo ni mancharlo, así se produjo la concepción inmaculada de María. Al final, María dio un “SÍ” rotundo a la voluntad de Dios. El gozo de María porque Dios ha hecho con ella cosas grandes es también nuestro gozo. En previsión de la muerte redentora de Jesús, el Señor “la vistió con traje de gala y la envolvió en un manto de triunfo, como novia que se adorna con sus joyas.” (Isaías, 61,10). La Virgen María creyó al ángel Gabriel y nos dio a nosotros un ejemplo de fe y confianza en la divina providencia. Acompañamos a María en su espera de quien ha de venir.

Categorías:Iglesia, Sociedad Etiquetas:

ADVIENTO

     El Adviento, que comienza hoy, es un tiempo de espera activa. Algo extraordinario va a ocurrir. Jesús, el Hijo de Dios encarnado, nace de una mujer. María, una jovencita bendecida por Dios que le ha otorgado sus dones, está esperando un hijo, tal como le había anunciado el Ángel. Estos días, la liturgia nos desconcierta. El sacerdote lleva ornamentos de color morado que significa penitencia. Muchas personas muestran una alegría contenida mientras acompañan a María en su gozosa espera. Tenemos que lograr recuperar el verdadero sentido y significado de la festividad que celebramos. Las calles se llenan de luces anunciando una falsa Navidad. No es el consumo desordenado lo que debe movernos sino la solidaridad y cercanía con el que menos  tiene. La anécdota es real. Tenía 15 años. Trabajaba en los talleres del periódico “El Pensamiento Navarro”, ya desaparecido. Un compañero me preguntó qué tenía para cenar esa Nochebuena. Éramos muy pobres y le respondí que lo que alguna persona caritativa nos pudiera dar. Se compadeció de mí y al día siguiente, me entregó un pequeño paquete con algunos alimentos. No tengo palabras para expresar mi agradecimiento. Acompañamos la espera de María con el encendido cada domingo de una vela en la corona de Adviento. Hoy encendemos la primera y seguimos los siguientes domingos, en singular recorrido, hasta el domingo anterior a la Navidad cuando quedan las cuatro velas encendidas anunciando el feliz acontecimiento, ya inminente. Ven Señor Jesús. No tardes, que te esperamos.

Categorías:Iglesia, Vida Etiquetas: , , , ,

¿Era Franco de izquierdas? – Jesús Mosterin | EL PAÍS

Verdades Ofenden

Es tan obvio que hoy en día las palabras izquierda y derecha, en su uso político, ya no significan nada, que ni siquiera valdría la pena traerlo a colación, si no fuera porque a veces se defiende como valor de la izquierda una gran parte del legado de Franco, caudillo de la extrema derecha. Aquí hay una contradicción, que conviene sacar a la luz. En mayo de 1789 se reunieron por última vez los Estados Generales de la monarquía francesa, donde cada estamento tenía su lugar asignado. En la cabecera de la gran sala hipóstila de los Menudos Placeres, bajo un enorme dosel escarlata, se sentaba Luis XVI en su trono dorado. A su derecha tomaba asiento el clero; a su izquierda, la aristocracia, y enfrente, al otro extremo de la sala, el tercer estado (es decir, los que no eran clérigos ni aristócratas)…

Ver la entrada original 1.271 palabras más

Categorías:Sociedad