Archivo

Posts Tagged ‘efemérides’

AÑO SANTO SANFERMINERO

SAN FERMÍN

San Fermín, nuestro patrono.

La devoción a San Fermín, copatrono de Navarra, está profundamente arraigada en nuestro pueblo. La noticia nos llena de gran alegría. El Papa ha concedido a la archidiócesis de Pamplona la celebración de un Año Santo Sanferminero. Dará comienzo el próximo 7 de julio, festividad de San Fermín, y finalizará el mismo día de 2018. Se trata de conmemorar, con la máxima importancia, el III centenario, que se cumple este año, de la construcción y consagración de la capilla de San Fermín de la iglesia de San Lorenzo, en Pamplona. Accediendo a una petición del arzobispo Francisco Pérez, el Papa Francisco ha decretado un Jubileo por San Fermín. Este Año Jubilar nos pone en contacto con una de las fiestas más populares del mundo en la actualidad y puede suponer “ir más al fondo para recuperar, desde una óptica cristiana, la figura de San Fermín: creyente, comprometido y primer obispo de esta diócesis”, asegura el sacerdote Javier Leoz, párroco de San Lorenzo. Esta prevista una visita  a la catedral de Pamplona de la imagen del santo, además de peregrinaciones, conciertos, recitales de música, charlas, coloquios y una serie de actos que iremos conociendo en las próximas semanas. Un Año Santo o Año Jubilar es una de las celebraciones de mayor importancia que se organiza, de forma ordinaria o extraordinaria, por concesión del Papa.

 

Anuncios
Categorías:Iglesia, Sociedad Etiquetas: , ,

PASCUA DE RESURRECCION

Cristo ha resucitado. Esta noticia, veinte siglos después de aquellos hechos históricos, nos sigue produciendo una gran conmoción. Nos deseamos mutuamente felices Pascuas, creo que con una gran sinceridad. Es la Pascua del Señor. La realidad de la resurrección se escapa de la razón humana. Es un hecho singular y un misterio de fe. Quienes vivimos, en tantas ocasiones, la experiencia de sentirnos amados por Cristo, no hay duda de que estamos más cerca de comprender su misterio, un misterio de amor y de entrega hasta el final. Ya es tiempo de salir al encuentro gozoso con el Señor. Si Cristo resucitó y así fue, nosotros resucitaremos también. Estamos más cerca de comprender todo cuanto sucede cuando estamos abiertos al amor de Dios. Un amor infinito, sin límites. Cristo nos ofreció el supremo sacrificio de su vida y resucitó como lo había anunciado. Abramos puertas y ventanas para dar a conocer la buena nueva y renovar nuestras actitudes para lograr una sociedad más justa donde prevalezca la paz y la justicia. Es un noble objetivo que pido a Dios que todos podamos alcanzar siguiendo la senda de Jesús. Ésta es nuestra fe y éste mi testimonio.

FESTIVIDAD DE SAN FRANCISCO JAVIER

SAN FRANCISCO JAVIERComo cristianos, hemos recibido el encargo de ser testigos de Cristo y dar testimonio de su palabra y sus obras. San Francisco Javier, un gigante de la fe, nos mostró el camino. Hoy celebramos su fiesta de una manera especial en Navarra con diferentes actos cívicos y religiosos. Navarro universal, es patrono de Navarra y de las misiones católicas.Nació el día 7 de abril de 1506 en el castillo de Javier (Navarra-España). Sus dos hermanos participaron de manera activa en las guerras que marcaron su infancia. Tenía 18 años cuando marcha a París para continuar sus estudios en la universidad de Sorbona. Es un joven juerguista y parece que el futuro le sonríe. Su compañero de cuarto será Ignacio de Loyola, que fue posteriormente fundador de la Compañía de Jesús. Me parece estar escuchando a navarro y guipuzcoano en sus largas disertaciones, hasta que una frase cambiará el rumbo de la vida de Francisco: “¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma?”. Está pregunta, varios siglos después, sigue siendo plenamente válida para nosotros. La vida de Francisco cambió radicalmente. Finalizados los estudios, se volverán a encontrar. El rey Juan III de Portugal pidió misioneros para Oriente y así partirá en un largo viaje hacia la India que durará más de un año. Cuando llega a Goa, se encuentra con muchos enfermos de peste. Descubrirá a todos el amor de Dios, hará milagros. Evangeliza a jóvenes, abre escuelas, dispensarios y bautizará a muchos. Un pequeño crucifijo será su mejor arma. Su entusiasmo le llevará hasta Japón y su gran ilusión será llegar a China. No pudo lograrlo. Enfermo de gravedad, falleció en la isla de Sancián, a la vista de la costa prometida. Fue declarado patrono universal de las misiones y de la juventud y canonizado por Gregorio XV el 12 de marzo de 1622. Es el patrono principal de Navarra, donde nació, que conmemora este día de una manera muy especial.

LLEGARON LOS REYES MAGOS

Reyes-MagosCada 6 de enero, fiesta litúrgica de la Epifanía, recordamos la adoración del Niño Jesús por unos seres misteriosos a quienes con el tiempo hemos dado la condición de magos y reyes. En el primer evangelio, San Mateo cuenta que, en aquellos días, llegaron a Jerusalén desde Oriente unos magos en busca del Rey de los judíos, que había nacido. Seguían una estrella que los iba guiando. Herodes se turbó viéndose amenazado. Hizo averiguaciones y le dijeron que el profeta había anunciado que el nacimiento sería en Belén de Judea. Herodes logró que le comunicaran en secreto cuando había aparecido la estrella. Los mandó hacia Belén, tras pedirles que a la vuelta le informaran con detalle para que él fuera tambíén a adorarle. Malas intenciones tenía aquel malvado en su duro corazón. Cuando continuaron su camino volvió a aparecer la estrella que les guió hasta donde estaba el niño. Al entrar en la casa lo vieron con su madre y postrándose le adoraron. Realmente no sabemos cuantos eran aunque tres regalos dejaron: Oro, reconociendo al nacido como Rey, incienso, como Dios, mirra, un aroma por su condición humana. A la vuelta, avisados en sueños de las malas intenciones de Herodes volvieron a sus tierras por otro camino. Veinte siglos después, ¿cuál es el sigificado para nosotros de esta historia verídica? Quizá hemos dado demasiada importancia a los regalos que los niños, con gran ilusión, esperan encontrar por la mañana. Vistosas cabalgatas recorren las calles de nuestras ciudades con los reyes y sus vistosas comitivas para regocijo de niños y mayores. No podemos olvidar lo fundamental. Aquel niño, tan pequeño y vulnerable es Dios hecho hombre que nos trae un  mensaje de amor, justicia y verdad a toda la humanidad sin distinción de credos, ni razas. Todos nos podemos sentir representados por aquellos magos, posiblemente astrólogos interesados por el estudio de los astros, procedentes de Persia. No es esto lo importante. Lo fundamental es que todos sepamos encontrar el verdadero significado de una historia que veinte siglos después tiene plena actualidad.

Día Internacional contra el Cáncer

Día internacional contra el Cáncer

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo.  La Organización Mundial de la Salud calcula que, si no se ponen remedios adecuados, 85 millones de personas podrían morir de cáncer entre 2005 y 2015. El lema del Día Mundial contra el Cáncer 2012, “Juntos es posible”, recalca la idea de que la única forma de reducir las muertes prematuras por cáncer es mediante la colaboración de todas las personas, organizaciones y gobiernos. Cada año en este día, la OMS apoya a la Unión Internacional contra el Cáncer y promueve medidas para aliviar las cargas producidas por el desarrollo de la enfermedad. La prevención del cáncer es muy importante y debe procurarse la mejora de la calidad de vida de los enfermos. Es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células que puede aparecer en diversos lugares del cuerpo. El tumor suele invadir el terreno circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. En muchos casos se podría prevenir evitando la exposición a factores de riesgo habituales como el humo del tabaco y un modo de vida poco sano. El número total de casos está aumentando en todo el mundo. Un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se consigue una detección precoz. Todos debemos colaborar para la prevención y erradicación, si fuera posible, de esta enfermedad.