Archivo

Posts Tagged ‘Resurrección’

CRISTO HA RESUCITADO

resurrecciónLa resurrección de Cristo es un hecho auténtico y un dogma de fe para los cristianos. Realmente, Jesús llamado Cristo es verdadero Dios y verdadero hombre, con todas sus limitaciones, excepto el pecado. Jesucristo realmente murió y tuvo una muerte atroz. Al tercer día resucitó de entre los muertos. La investigación histórica alcanza el hecho de la Resurrección por dos caminos indirectos: el testimonio de los discípulos sobre las apariciones  de Jesús y la fe pascual de los mismos. Según cuenta Lucas, el evangelista, varias mujeres que habían seguido al maestro desde Galilea, el día siguiente al sábado, por la mañana temprano, llegaron al sepulcro con los aromas que habían preparado y se encontraron con que la piedra había sido apartada. Entraron y no encontraron a Jesús. No entendían lo que había sucedido y entonces vieron dos hombres con ropas resplandecientes que les dijeron: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí porque ha resucitado.” Cuando regresaron del sepulcro contaron todo esto a los once y a todos los demás. La primera reacción fue de incredulidad. Jesús se apareció en varias ocasiones y quien lo vio da testimonio y su testimonio es verdadero. Puede ser interesante conocer estos hechos desde otro punto de vista. Quien no tiene fe y se acerca con mente abierta encuentra preguntas, pero también respuestas. Para los romanos, la condena a muerte de Jesús por Pilatos y su posterior ejecución tuvo poco relieve. Ya en el año 112, el historiador Tácito contaba que Nerón castigaba con duras penas a quienes el vulgo llamaba cristianos. Cristo había sido condenado a muerte durante el imperio de Tiberio por el procurador Poncio Pilato. “Esta funesta superstición -decía Tácito- volvía a extenderse no solo por Judea, lugar de origen, sino también por la ciudad de Roma.” Así podemos deducir que, para historiadores romanos, Cristo existió, fue ejecutado por Pilato y en el 65 AD la fe cristiana se había extendido por el Mediterráneo de Judea a Roma. La vida ha vencido a la muerte. Cristo ha resucitado.

Anuncios
Categorías:Iglesia, Sociedad Etiquetas: , ,

CRISTO HA RESUCITADO

 

CRISTO RESUCITOLa resurrección de Cristo es un hecho real ocurrido en Jerusalén hace casi dos mil años. Todavía conmovidos por el duro relato de la Pasión y Muerte de Jesús, hemos acompañado a su madre la Virgen María en su soledad. Cuando amanecía el tercer día, encontraron las mujeres la losa que cerraba la tumba removida. El maestro no estaba. Entonces, decidieron ir a contarles a los discípulos la noticia. Jesús salió a su encuentro y les saludó. Ellas le reconocieron y le adoraron. No sé cuántos de nosotros somos capaces de reconocer a Cristo en el resucitado. Este hecho supera los límites de nuestro entendimento y desafía nuestra fe. “No tengáis miedo”, nos dice Jesús. Es un buen consejo, también para nosotros que vivimos entre quienes todo lo cuestionan y ponen dudas donde vemos certidumbres. Triunfó la vida frente a la muerte. La Pascua de Resurrección es la mayor solemnidad del calendario litúrgico. En la Misa de este día, los ornamentos del sacerdote son de color blanco y el altar se adorna con esmero. Entonamos el Gloria porque Cristo había muerto y ha resucitado. Es una verdad absoluta y doy testimonio de mi fe. Salgamos a las calles y caminos a dar la buena noticia.

Categorías:Iglesia, Sociedad Etiquetas: , , , ,

CRISTO RESUCITÓ. ALELUYA

La resurrección de Cristo es un hecho histórico y un fundamento de nuestra fe. Éste hecho real es vida y gozo de quienes en el bautismo han muerto y resucitado con Él. En el testimonio diario de nuestra fe que hacemos en el Credo proclamamos que Jesucristo “resucito de entre los muertos”. Esta afirmación está basada en los textos evangélicos que nos transmiten y nos permiten conocer la primera predicación de los apóstoles. El sepulcro vacío, la piedra removida, son señales a las que difícilmente podemos darles otra explicación. En los días posteriores a la resurrección, Jesús tuvo diferentes apariciones y quienes lo vieron dan testimonio veraz de todo lo ocurrido aquellos días. No fue fácil para los apóstoles y otras personas aceptar una realidad tan extraordinaria que se sitúa por encima de nuestro propio entendimiento. Algunas mujeres acudieron, muy de mañana al sepulcro y comunicaron la buena nueva a los apóstoles. Cuando se produjo la primera aparición de Jesús en el Cenáculo, no estaba Tomás entre los apóstoles. Cuando le dan la buena noticia, se resiste a aceptarla. Duros habían sido los acontecimientos vividos aquellos días y no llega a entender lo que le están diciendo. Cuando, en una aparición posterior, también en el Cenáculo, se encuentra con Jesús, Tomás cree. También nosotros, hemos tenido dudas. Con la fe hemos sabido vencerlas y estamos plenamente convencidos. Sí, creemos que Cristo resucitó y esta realidad nos hace ver la muerte de otra manera. Es una puerta abierta o al menos entornada, hacia una plena vida sin penas ni tristezas. Sentimos la pérdida de los seres queridos, pero nos consuela la fundada esperanza en una vida nueva y la definitiva resurrección al final de los tiempos.

Categorías:Iglesia, Sociedad Etiquetas: ,

PASCUA DE RESURRECCION

Cristo ha resucitado. Esta noticia, veinte siglos después de aquellos hechos históricos, nos sigue produciendo una gran conmoción. Nos deseamos mutuamente felices Pascuas, creo que con una gran sinceridad. Es la Pascua del Señor. La realidad de la resurrección se escapa de la razón humana. Es un hecho singular y un misterio de fe. Quienes vivimos, en tantas ocasiones, la experiencia de sentirnos amados por Cristo, no hay duda de que estamos más cerca de comprender su misterio, un misterio de amor y de entrega hasta el final. Ya es tiempo de salir al encuentro gozoso con el Señor. Si Cristo resucitó y así fue, nosotros resucitaremos también. Estamos más cerca de comprender todo cuanto sucede cuando estamos abiertos al amor de Dios. Un amor infinito, sin límites. Cristo nos ofreció el supremo sacrificio de su vida y resucitó como lo había anunciado. Abramos puertas y ventanas para dar a conocer la buena nueva y renovar nuestras actitudes para lograr una sociedad más justa donde prevalezca la paz y la justicia. Es un noble objetivo que pido a Dios que todos podamos alcanzar siguiendo la senda de Jesús. Ésta es nuestra fe y éste mi testimonio.

CRISTO RESUCITO

Cristo capilla SantísimoCristo ha resucitado. Es el Día del Señor. Ésta es la gran noticia en este día de Pascua y la más importante en la historia de la humanidad. Un momento de gozo y alegría. Es la buena nueva que hoy proclamamos en el Evangelio. La vida triunfa sobre la muerte; la luz sobre la oscuridad. Debemos vivir estos momentos con fe, esperanza y confianza en Jesús. Nuestra vida cristiana tiene que consistir en creer en Jesucristo Muerto y Resucitado y asumir plenamente los compromisos que supone. No podemos vivir ajenos a esta realidad. Tenemos que dar testimonio de palabra y con nuestras obras de esta fe que profesamos y que debe, como hizo a los apóstoles, marcar nuestras vidas. Nuestro encuentro con Cristo es un compromiso a la vez personal y colectivo como creyentes. La participación en los sacramentos es una forma adecuada de estar más unidos a Cristo que nos va guiando cada día en nuestro camino. Es el momento de la renovación espiritual, de dar un nuevo sentido a nuestras vidas, de estar más cerca de los que sufren, de consolar a los afligidos. Es la Pascua del Señor.